Ciencia

| 1 junio, 2017 en Ciencia

Ciudades inteligentes, descubre que es una Smart City

Las ciudades del futuro, ahora conocidas como Smart Cities, ya no son una ficción. Los proyectos de automatización y de redes de comunicaciones inteligentes en las principales ciudades del planeta, ya están en marcha, y ciudades como Barcelona o México DF no pretenden quedarse atrás, por lo que han comenzado a invertir en la modernización de sus Tecnologías de comunicación e información (TIC´s) para convertirlas en una Smart City.

Cámaras de vigilancia que reportan solas el tráfico, detectan acumulaciones de basura, escombros u obstáculos en las vías y envían la señal a las brigadas de limpieza, sistemas de atención de emergencias que reportan accidentes y envían la ayuda en cuestión de segundos, señalizaciones automáticas, semáforos controlados por inteligencia artificial, sistemas de control de velocidad en las carreteras. Todo esto y mucho más puede considerarse parte de lo que se verá en las ciudades inteligentes del futuro.

ciudades-inteligentes-japon-smart-city

Madrid, capital española cuenta con algunos sistemas de ciudad inteligente que controlan el tráfico de unidades de transporte público, un conjunto de equipos interconectados entre los autobuses, las paradas y la red de semáforos, mantienen la puntualidad y calidad de este servicio, cada parada de autobús cuenta con un mapa, hasta ahora un afiche en una pared de cristal, pero tienen un aviso luminoso que indica cual es el próximo coche, a donde se dirige y calcula el tiempo de llegada, tomando en cuenta inclusive cualquier retraso, volumen de tráfico y detenciones de semáforo.

Pero esto no es todo, todos los coches tienen servicio de Wifi gratuito, las paradas también, de modo que los usuarios pueden disfrutarlo mientras hacen su recorrido por la ciudad. Que para completar, el robot del autobús anuncia cada parada y el tiempo de detención, luego al iniciar movimiento anticipa la próxima estación.

Otra innovación son las bicicletas inteligentes, algo que ya muchas ciudades del mundo están implementando no solo para mejorar la circulación sino como ahorro de energía y reducción de emisiones para proteger el ambiente.